LOS ELEFANTES UNA MAJESTUOSIDAD DIGNA DE ADMIRAR

LOS ELEFANTES

Los elefantes son animales maravillosos, ellos emiten un esplendor y una majestuosidad digna de admirar.  Es uno de los mamíferos más grandes del mundo, pero a pesar de su gran tamaño, son animales muy sociables.

El elefante o paquidermo  es un mamífero de piel arrugada y poco pelo,  con orejas muy grandes y una trompa alargada, tiene dos colmillos uno a cada lado, y es un animal de cuatro patas.  El tamaño de sus miembros no es sólo para definir su anatomía, con su trompa pueden llegar a beber hasta 15 litros de agua en un solo sorbo, esta posee cerca  de  10.000 músculos, ¿increíble no? La trompa hace la función, de nariz, brazo, mano y labio,  pues con ella alcanzan objetos como ramas de árboles; distinguen texturas;  perciben olores a distancias;  con ella emiten un sonido muy característico de los elefantes llamado barrito y  también la usan para arrojar objetos.

Sus grandes orejas tienen diversas funciones, regulan la temperatura de sus cuerpos y les ayuda a advertir a otros elefantes de algún peligro.  Son tan particulares y características que así como el ser humano tiene huellas dactilares únicas, los elefantes tienen orejas únicas, no existe dos elefantes con la mismas orejas.

QUE COMEN LOS ELEFANTES?

Los elefantes son animales herbívoros, su dieta está compuesta por hierbas, cortezas de árboles, arbustos pequeños, plantas y frutas.

¿Has escuchado alguna vez la frase “comes como un elefante”? se refiere a que de seguro comes mucho, y es que los elefantes comen grandes cantidades de comida, pueden llegar a comer en un día hasta 250 Kg, y durar comiendo hasta 16 horas diarias.  Como te has de estar imaginando, son animales muy pesados, pueden llegar a pesar hasta 7.500 Kg.

los elefantes en su habitat

Puedes comprar productos de elefantes alta calidad en nuestra tienda online especializada solamente en elefantes

El ELEFANTE Y EL HOMBRE

A pesar de que el elefante es un animal tan extraordinario, conocido por muchos como los sembradores, porque suelen dejar rastros de semillas por donde caminan, las cuales terminan convirtiéndose en árboles y arbustos, son victimas de su peor depredador: “El hombre”.  La codicia y ambición, ha generado una cacería hacia estos nobles animales, con el único objetivo de obtener sus colmillos de marfil, pues, en algunos casos estos, pueden llegar a medir hasta 3 metro y pesar hasta 100 Kg.

La caza descontrolada puede llevar a esta especie a la extincion.

 

 

[amazon box= “B003EVS50E,B07894BJG9,B07DF7NYSY,B07B53YZJZ”]

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.